Panecillos crujientes con jamón serrano

Panecillos con jamón

¿Os imagináis una cena mejor que esta?

Unos panecillos caseros que saben a gloria rellenos con un jamón que sabe a gloria.Yo lo cené el otro día, cómo me cuido.

Quedarían genial como picoteo para las cenas navideñas que se acercan, o para cualquier ocasión.

No os dejéis engañar por la foto, que parece que los panecillos son de dos metros pero son pequeños 😉

Ingredientes (para 8 panecillos):

  • 250 g harina
  • 10 g azúcar
  • 15 g  margarina (o mantequilla), a temperatura ambiente
  • 4 g  sal
  •  14 g levadura fresca ó 6 g levadura seca tipo Maizena
  • 150 ml  agua

1) Mezclamos los ingredientes secos (harina, azúcar, sal y levadura) y luego añadimos la mantequilla y el agua poco a poco para no pasarse. Amasamos durante 10 minutos hasta conseguir una masa elástica y manejable.

2) Formamos una bola y la ponemos  en un bol, tapamos con  un trapo húmedo y dejamos que repose durante una hora.

3) Amasamos a mano suavemente para quitar el aire y dividimos la masa en 8 trozos.

4) Formamos las bolas y las colocamos  en una bandeja con papel de horno. Espolvoreamos con harina y tapamos con un trapo. Dejamos reposar durante 30 minutos.

5) Precalentamos el horno a 200 Cº. Con unas tijeras o una cuchilla hacemos un corte en diagonal o dos cortes ( o lo que se os ocurra) en nuestros panes.

6) Metemos lo panecillos en el horno, pulverizamos un poco de agua en la parte de abajo del horno (para que el pan coja ese color tan bonito) y horneamos durante 12-15 minutos.

Anuncios

Solomillo de cerdo con salsa de granada y Pedro Ximénez

Solomillo de cerdo

Leyendo un artículo del periódico, contaban que la granada tiene unas propiedades nutricionales fantásticas. A lo mejor el artículo estaba patrocinado por los productores de granadas (las de comer, no las otras), pero lograron que esa misma tarde comprara 4 granadas en la frutería. De paso cogí también un solomillo de cerdo y una botella de Pedro Ximénez

Si queréis preparar una comida o cena exquisita animaros con esta receta.  Mis comensales quedaron encantados.

Ingredientes

  • 1 solomillo de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 granada
  • 1 vasito de Pedro Ximenéz
  • 1 cucharada de azúcar
  • Medio limón
  • Sal y aceite

1) Primero prepararemos la salsa (es mejor si la hacemos con antelación pues tendrá más sabor). Partimos la cebolla en láminas finas y empezamos a pochar a fuego lento

2)  Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los granos de la granada*, el zumo del medio limón y el azúcar.

3) Cocinamos todo durante 5 minutos y añadimos el Pedro Ximénez. Dejamos reducir hasta la mitad de su volumen.

4) Cortamos el solomillo en rodajas del grosor que más nos guste. Les echamos sal, los sellamos en una sartén a fuego fuerte vuelta y vuelta.

5) Colocamos las rodajas en una bandeja de horno y metemos 10 minutos a 180 grados.

6) Antes de servir, mezclamos bien la salsa con los jugos que haya soltado la carne.

*Para sacar los granos de la granada, la partimos en cuatro trozos y golpeamos la piel con una cuchara de madera para que caigan los granos.

Tarta de Maltesers

DSCN1862

 

No me gustan las tartas hechas con fondant, lo siento si ofendo a alguien. Las que me gustan son como las de la receta de hoy. Clásicas pero con un toque diferente. Si usas fondant el resultado puede ser muy original y te da mucha variedad en cuanto a la decoración. Pero a mi no me engañan, esas tartas son esculturas y no comida.

La malta la compré en el Mercadona, del que soy MUY fan.Este ingrediente le da un toque al bizcocho muy rico. Las bolitas/Maltesers también son de ahí. 

Ingredientes:

  • 150 g de azúcar moreno
  • 100 g de azúcar glass
  • 3 huevos
  • 175 ml de leche
  • 15 g de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de malta en polvo
  • 175 g de harina
  • 12 g de cacao en polvo (tamizado)
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

Para la decoración:

  • 125 g de Icing sugar
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • 70 g de mantequilla
  • 1 paquete de Maltesers

1) Precalentamos el horno a 170ºC. 

2) Engrasamos un molde de 20 cm de diámetro y lo forramos con papel de horno.

3) Batimos los dos azúcares y los huevos hasta conseguir una mezcla ligera.

4) Calentamos la leche, mantequilla y malta hasta que la mezcla  esté caliente, pero que no hierva. La colamos para quitar los restos de malta.

5) Mezclamos la leche con los huevos y añadimos los ingredientes secos (harina, cacao, levadura y bicarbonato) poco a poco, sin parar de remover.

6) Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 35 minutos.

 Para decorar la tarta:

1) Batimos (en el thermomix o con varillas eléctricas) el icing sugar y el cacao en polvo para que no haya grumos.

2) Añadimos la mantequilla y batimos hasta conseguir una buttercream consistente.

3) Esparcimos la crema, con una espátula, por encima de nuestra tarta y decoramos con los Maltesers.

Sopa de cebolla

sopa de cebolla

Otra receta para calentar el cuerpo, es un clásico pero no conozco muchas casas en las que la preparen. El pan empapado en la sopa es lo mejor de este plato, así que intentad usar un buen pan y si es casero mucho mejor.

La receta la he sacado del libro “101 tapas imprescindibles de la cocina Española”. Es un libro que está muy bien aunque tal vez es más interesante para gente de fuera de España pues las recetas son las típicas(como tortilla de patata, patatas bravas,brandada de bacalao, croquetas…).

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolla blanca
  • 1 cebolla roja
  • 1 diente de ajo
  • 1,2 L de caldo de ave
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva
  • 4 rebanadas de pan
  • Queso rallado para gratinar

1) Ponemos en una olla grande a calentar aceite de oliva, cortamos la cebolla en juliana y la pochamos hasta que esté bien tostada a fuego medio (unos 15 minutos). Luego añadimos el ajo picado y dejamos que se haga dos minutos.

2) Ahora vertemos el caldo de ave en la olla y dejamos que hierva durante 35 minutos.

3) Una vez pasado el tiempo probamos y si queremos rectificamos de sal. Vertemos la sopa en los recipientes donde la comeremos y colocamos una rebanada de pan encima. Espolvoreamos el queso rallado y gratinamos en el horno.